¿por qué nos recomiendan vino tinto en la carne y vino blanco para el pescado?

La respuesta está en los componentes del vino: El vino tinto posee una sustancia llamada ácido tánico que entre otras propiedades es «astringente». Realiza una acción algo así como el jabón que arrastra la grasa.

Cuando tomamos carne, la grasa se encuentra en nuestra boca; si tomamos otro trozo de carne, la saboreamos , pero la saborearíamos mejor si limpiasemos nuestra boca de grasa porque sabría como el primer bocado. Pues eso es lo que hace el vino, arrastra la grasa de nuestras papilas gustativas dejandolas expuestas para saborear el segundo bocado como si fuese el primero.

El vino blanco no lleva este ácido que actúa como un tensioactivo por lo que se usa con el pesacdo ya que éste suele ser de contenido menos graso que la carne.