Pequeña guía para opositores

Cuando alguien decide opositar por primera vez, se encuentra ante muchas dudas en cuanto a los términos que se utilizan y los plazos en los que debe moverse.
Para que pueda servir como guía para un primer acercamiento, describimos a continuación los pasos más destacados en el camino del opositor y los errores que se suelen cometer.

 

Paso 1: Oferta Pública de Empleo (OPE): Los órganos competentes (Ayuntamientos, Estado, Generalitat…) aprueban ofertar un determinado número de plazas de empleo público para ser cubiertas mediante oposición. Esta aprobación de plazas se publica en los boletines oficiales. En ese momento sólo se sabe que dichas plazas van a salir convocadas, pero no se sabe cuándo.

El plazo de tiempo entre la aprobación de plazas y su convocatoria suele oscilar entre 1 año y 3 años desde la publicación de la OPE en el boletín oficial.

Paso 2: Convocatoria: En este momento, se indica el plazo para presentar la solicitud a todas las personas que quieran presentarse al examen para optar a las plazas que previamente habían sido aprobadas. En la convocatoria, además del plazo de presentación de dicha solicitud, se especifica el temario en el que se basarán las pruebas y el tipo de ejercicios a realizar en las mismas, pero no se indica la fecha de examen.

El plazo de tiempo que suele mediar desde la convocatoria hasta la fecha de examen oscila entre 3-4 meses.

Paso 3: se publica la lista provisional de admitidos para presentarse al examen (en base a las solicitudes presentadas) y se establece un plazo para presentar alegaciones ante posibles errores.

Paso 4: se publica la lista definitiva de admitidos, la fecha y el lugar de examen.

 

 

Error 1: Esperar a que salga la convocatoria de oposiciones para empezar la preparación (tanto si es asistiendo a clases como si es estudiando por cuenta propia).
Los temarios de oposiciones suelen ser extensos, evidentemente difieren de unas oposiciones a otras, pero incluso las más sencillas requieren de un tiempo de preparación de bastantes meses, por lo que si esperas a que salga la convocatoria para empezar a estudiar, lo más probable es que no tengas tiempo suficiente de revisar todo el temario antes del examen.

Consejo: Siempre es conveniente empezar a estudiar mucho antes de que se publique la convocatoria (normalmente como mínimo cuando se aprueban las plazas).

Error 2: No dedicar tiempo al estudio en casa. Asistir a una academia te permite ir siguiendo el temario, comprenderlo e ir resolviendo dudas, así como practicar con ejercicios similares a los que verás en el examen. Pero sólo la asistencia a clase no va a garantizar el aprobado si no se dedica tiempo en casa al estudio y repaso de todo lo visto en clase (tanto lo más reciente como los temas ya impartidos con anterioridad).

Consejo: El temario es extenso y requiere de una cierta constancia en su lectura y estudio.

Error 3: Plantearse la preparación de oposiciones como una meta a corto plazo y para una plaza concreta. Querer preparar 30 temas en pocos meses para aprobar YA, no es recomendable. El cortoplacismo lo más probable es que suponga el abandono prematuro de la preparación (por agotamiento y por exceso de información memorizada que acabará mezclando datos en el cerebro del alumno).

Consejo: Lo recomendable es fijarlo como un objetivo a medio-largo plazo, ir afianzando los temas paulatinamente, comprendiendo su contenido, con constancia pero sin excesos y, conforme vayan publicándose convocatorias ir presentándose a varias de ellas (no cerrar las posibilidades a un único tipo de plaza). Por ejemplo: si estás preparando oposiciones de administrativo del Estado, puedes presentarte a las plazas de administrativo que salgan en Ayuntamientos.

 

En resumen:

Aprobar una oposición no es difícil si le dedicas tiempo y estudio.

Nunca se sabe con exactitud cuándo se van a convocar oposiciones, por eso lo normal es empezar a preparar el temario cuando todavía no se han publicado las convocatorias o la aprobación de plazas. Después, conforme van publicándose, los opositores pueden ir presentándose ya con el temario preparado.

Ahora es una buena época para quienes quieran entrar a trabajar en el sector público, dado que, tras varios años de crisis en los que se han ofertado pocas plazas, se abre un nuevo período en el que desde 2016 no han dejado de aprobarse nuevas ofertas públicas de empleo y las convocatorias se suceden con bastante periodicidad.

 

Si tienes interés en opositar, no lo dudes, éste es un buen momento.