PECES CONTRA EL TERRORISMO

En 2001 el 11 de Septiembre se cometió un gran atentado contra Nueva York a las Torres Gemelas.

A partir de ahí los estadounidenses tienen miedo de nuevos ataques terroristas a grandes masas y entre otros muchos temen un ataque al agua potable.

Para ello han construido unos tanques en zonas de  agua potable donde han metido unos peces llamados los bluegills. Estos peces parecen ser sensibles a las toxinas. Cuando hay toxinas en el agua éstos las expulsan por las branquias produciendo burbujas, las cuales son detectadas por los tanques .Su control está relacionado con  nueva tecnología informática puesto que los niveles de producción de burbujas lo controla un ordenador y en seguida se sabe que hay toxinas en agua. En ese caso pararían de suministrar agua a los estadounidenses con el fin de evitar muertes y enfermedades causadas por los terroristas que quieren envenenar el agua. Con lo cual los bluegills sirven de defensa.

Este  pez tiene sus limitaciones pues no detectan todo, puede que algunos gérmenes no los detecten.