El 38% de los profesionales contratados en el futuro serán knowledge workers (personas con competencias que no puede adquirir una máquina)

En Academia Athenas apostamos por la formación en habilidades profesionales, pues reconocemos su importancia en el desarrollo profesional futuro. Diferentes estudios muestran que no nos equivocamos y que el mercado de trabajo camina en esa dirección.

Así, en el artículo publicado por Alba Casilda en el diario Expansión el 10-7-17, titulado “La nueva dimensión de las profesiones de siempre” se recogen las siguientes informaciones:

  • Se busca humanizar las actividades: En el libro Masters of Craft: Old Jobs in the New Urban Economy, el sociólogo Richard Ocejo afirma que cada vez más universitarios apuestan por actividades clásicas. En cierto modo, quieren dedicarse a tareas tangibles, que tengan una implantación en el mundo real. Los Millennials (los nacidos entre 1980 y 1995) se están empezando a interesar por estas profesiones, ya que contrastan con lo efímero del mundo digital. Las cifras confirman esta realidad.

Esto no significa que los nuevos profesionales no reconozcan los beneficios de la digitalización en términos de productividad, sino que simplemente buscan humanizar sus actividades. La Encuesta Millennials 2017, elaborada por Deloitte, destaca que el 53% de los miembros de esta generación considera que la robotización hará más impersonal al lugar de trabajo. En este sentido, Carlota Campeny, gerente de Human Capital de Deloitte, matiza que los profesionales valoran cada vez más las posiciones que aportan creatividad, flexibilidad y mayores relaciones personales.

  • La importancia de las habilidades personales: “La implantación de los robots en los puestos de trabajo ha generado un entorno de incertidumbre. Muchas personas se preguntan si sus funciones serán sustituidas por una máquina. Sin embargo, en torno al 70% de las profesiones actuales se va a mantener en un futuro, sobre todo, permanecerán aquellas en las que el componente humano es muy importante, que además son las que más interesan a las nuevas generaciones”, explica Mariana Spata, national business manager de Hays España.

Así, ingenieros, médicos, comerciales, abogados o economistas siguen apareciendo entre los perfiles más demandados en el mercado laboral, debido a su importancia y su repercusión en la sociedad. La única diferencia es que ahora estos perfiles trabajan con nuevas herramientas y se desarrollan en un medio diferente.

  • Reciclaje:  Todos y cada uno de estos perfiles tradicionales deben pasar por un proceso de reciclaje: “Aquellos que hoy no estén adquiriendo competencias digitales, difícilmente van a encontrar un empleo. Algo que también debe ir con las nuevas generaciones. Normalmente, éstas saben manejar las nuevas tecnologías y controlan las cuestiones más técnicas, pero nunca se han preocupado por gestionar su huella digital y su marca personal“.

 

  • ¿Qué buscan las empresas?: Aunque en los equipos predominen las tecnologías, las empresas exigen habilidades como la capacidad de adaptación, la inteligencia emocional o la empatía. Según González, el 38% de los profesionales que se buscarán en el futuro serán knowledge workers, es decir, personas con competencias que no puede adquirir una máquina. Le sigue, con un 35%, la demanda de líderes, que guíen a las organizaciones en materia de innovación y desarrollo. Por último, los técnicos ocuparán el 18% de los puestos disponibles.

 

  • Networking: “Las profesiones siguen siendo las mismas, lo que cambia es la fórmula de relación entre los empleados y las empresas. Las distintas actividades se vincularán a proyectos más que a empleadores, lo que proporcionará a los profesionales mayor libertad y autonomía. Las compañías eficientes trabajan ya como redes colaborativas que se coordinan para conseguir los resultados de negocio, formando lo que se denomina networking organizativo”, concluye Cristina Iglesias, manager de People Excellence.

 

Todas estas facetas son las que trabajamos y reforzamos en nuestros cursos de Habilidades Profesionales ¿Te apuntas?